TRADUZCA ESTE BLOG A OTROS IDIOMAS

27/2/11

GOZO EN EL SERVIR



Filipenses 2:1-18

Sin duda alguna tenemos infinidad de motivos para estar gozosos, en diversas circunstancias y en diferentes etapas de la vida, pero siempre puede existir un motivo para tener gozo por algo, o por alguien.

El pueblo cristiano debe tener gozo en el servir a Cristo, en obedecer y aplicar a su vida la palabra de Dios. Debe imitar la humildad de Cristo.

Pablo escribe a los Filipenses diciendo que espera en el Señor Jesús enviar pronto a Timoteo para que él también esté de buen ánimo al saber de ellos.

Puesto que Timoteo estaba con Pablo en Roma cuando estaba preso, inclusive cuando se fundó la iglesia ahí esta Timoteo con Pablo. Este joven había sido correctamente instruido en el evangelio de Cristo por su madre y su abuela. Conocido como el hijo de Pablo en la fe.

De muy buen ánimo para servir al Señor, en todo y a pesar de todos los riesgos y peligros, exponiendo su propia vida siempre con la disposición de agradar y servir a Dios. Porque no todos en la iglesia tenemos esa buena voluntad, por eso Pablo expresó que había otros que buscaban lo suyo propio sin mostrar gran interés por la obra de Dios.

Generalmente, niños, adolescentes y adultos, tendemos a imitar ciertos patrones de conducta en el mundo, sobre todo en la modernización que nos está tocando vivir, y sin duda alguna; es mucha la tendencia y facilidad para imitar lo malo y hasta se generan alianzas para este tipo de prácticas, para hacer daño a la sociedad, al prójimo.

Pero el pueblo de Dios jamás debe tomar como modelo al ser humano, y mucho menos para hacer lo incorrecto delante de Dios. El ejemplo digno de seguir y de imitar es Cristo.

El pueblo cristiano debería unirse en contra de todo aquello que pudiera destruir su integridad como nación santa, como pueblo escogido de Dios. Debemos estar en contra de todo aquello que amenaza nuestra fraternidad como cristianos. La unidad contra todo aquello que está en contra de nuestro compañerismo y amor en Cristo.

Pablo estaba contento con todo lo que le había sobrevenido y lejos de quejarse decía: “completen mi gozo”.

Dios se goza cuando su pueblo unido, todo lo hace por amor, y dice cómo es que debe trabajar una iglesia, sin contiendas, ni vanidad, previene al pueblo cristiano de cuidarse de ser alabados, o estimados más que otros, porque esto los destruye. Ante todo, debe existir la humildad. Recordemos que nuestro corazón es engañoso y nos hace sentir cosas que no son verdad, pues Dios mismo nos dice que es perverso y que solo él lo conoce. Por ello la advertencia de estimar a los demás como superiores a nosotros mismos.

Ser humilde, es tener una clara autoevaluación de nosotros mismos. Romanos 12:3.

Nadie debe tener un concepto más alto de sí que el que debe tener, y usted y yo debemos tener un claro concepto de nosotros mismos con humildad, y una característica de un cristiano así es reconocer siempre los derechos de los demás.

Todos los extremos son malos.

Una manera honesta y fiel es conocer la fuente de nuestra identidad y es Cristo quien nos da la personalidad y fuerza para que le sirvamos, y ante él nadie es más que nadie porque nos estima por igual a todos. Nos ve como personas de gran estima y valor delante de él y dignos de su servicio.

Si Dios ha permitido que tengamos cierto rasgo o grado de preparación académica, gloria a él por ello, pero que esto sirva para complementar solamente en la obra del Señor, y siempre de acuerdo a su palabra, siempre a su servicio. Porque Dios demanda de mí que mis acciones siempre sean estimadas en el bienestar de los demás.

Nos debe caracterizar como seguidores de Cristo, el pensar como él, así como Cristo pensó en usted, en mí y en la humanidad, y de tal manera nos amó que estuvo dispuesto a dejar su reino y su gloria, y venir a dar su preciosa vida en beneficio eterno. Haya pues en nosotros este mismo sentir, que hubo también en Cristo Jesús. Reflexionemos en esto: Si Cristo jamás defendió sus derechos siendo él mismo Dios, antes bien renunciando a toda su gloria y majestad, vino en defensa de nuestros derechos; ¿Porqué entonces miramos cada uno de nosotros por lo propio? Porque esto no agrada a Dios.

¿Cuál debe ser la mentalidad de un pequeño Cristo? El imitar siempre la humildad que a él le caracterizó, y quien tomó forma de siervo, y nosotros debemos tener esa mentalidad, que el único propósito por el que estamos en este mundo es para servir. Para evangelizar a propios y extraños, para compartir el evangelio glorioso de Cristo y su plan Redentor, para ir hasta lo último de la tierra y cumplir con la gran encomienda, para servir en todo tiempo, en toda circunstancia y a costa de nuestra propia vida, porque el estimarla demasiado, de nada sirve, puesto que el vivir es Cristo y el morir es completa ganancia. Pero hacerlo sin vanagloria como advierte Pablo, porque algunos predican así a Cristo, por vanagloria, pero a nosotros como cristianos genuinos, el amor por Cristo nos debe constreñir y el producir un gozo inefable el vivir para servirle

¡Qué bendición que el pueblo se arme de este pensamiento y sentir por los demás antes que por él mismo, sin contiendas ni murmuraciones. Filipenses 2:13.

Reflexión: ¿Cómo es nuestra actitud delante de Dios? ¿Servimos con gozo o con obligación?

Recuerde que nuestro estilo de vida tiene mucho que decir acerca de lo que verdaderamente existe en nuestro corazón. Y que los hechos, dicen más que los dichos.
¿Cómo es conocido usted en el contexto donde se desenvuelve?

¿Le conocen como un verdadero cristiano, como un cristiano a medias, o como uno más de los del mundo?


Que Dios nuestro Señor nos ayude a meditar y reflexionar en nuestro estilo de vida delante de Dios y de los demás, para que un día podamos presentarnos delante de nuestro Salvador como obreros aprobados sin tener nada de qué avergonzarnos.



Himno:

GOZO DA SERVIR A CRISTO

1.- Gozo da servir a Cristo
     En la vida al caminar,
     De alabanzas llena el alma
     Todo el día sin cesar.

CORO:
    Gozo tengo yo en servir a Cristo,
    Gozo que no tiene igual.
    Cada día puedo ver, que me da de su poder
    Llena mi alma de su gozo celestial.

2.- Gozo da servir a Cristo
     En la dicha o el dolor,
     Llena el alma de armonía
     Y le da santo esplendor.

3.- Gozo da servir a Cristo,
     Caminando con mi Dios,
     Es el Santo Jesucristo
     Que me guía con su voz.

4.- Gozo da servir a Cristo,
     Aunque reine oscuridad
     Pues en mi alma yo disfruto
     De divina claridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada